Inicio > Textos > Internacionalismo comunista > Por la unidad de las más amplias corrientes del campo progresista y revolucionario (mayo 1971)

Por la unidad de las más amplias corrientes del campo progresista y revolucionario (mayo 1971)

Declaraciones de Arnoldo Martínez Verdugo, Primer Secretario del CC del PCM al periódico rumano Scinteia

Al terminar la visita que la delegación del Partido Comunista Mexicano hizo en la segunda quincena de octubre a la República Socialista de Rumania, el camarada Arnoldo Martínez Verdugo concedió una entrevista a los periodistas Rotules Caplescu y Dan Munteanu, del órgano del CC del Partido Comunista Rumano Scinteia. He aquí el texto de la entrevista.

 

 Valentín Campa, Enrico Berlinguer (Secretario General del Partido Comunista Italiano), Arnoldo Martínez Verdugo, Nicolás Olivos y Pablo Gómez en el acto de Clausura del XX Congreso del PCM, octubre 1981.

De izquierda a derecha: Valentín Campa, Enrico Berlinguer (Secretario General del Partido Comunista Italiano), Arnoldo Martínez Verdugo, Nicolás Olivos y Pablo Gómez en el acto de Clausura del XX Congreso del PCM, octubre 1981. Imagen: cortesía de Fototeca CEMOS, 1981 (Marco Antonio Cruz).

 

P. ¿Cómo aprecia las características políticas actuales de su país y cuáles son, de conformidad con ellas, las principales tareas que deben enfrentar los comunistas mexicanos en el presente?

R. Puede afirmarse, sin lugar a dudas, que la característica principal de la situación política de México es actualmente el ascenso del movimiento democrático y antiimperialista. Para muchos sectores de la población es ya claro que el rumbo por el que la gran burguesía ha conducido al país en los últimos 30 años debe ser radicalmente modificado. Este rumbo ha traído a nuestro pueblo graves problemas y ya no es capaz de asegurar siquiera el ritmo de la actividad económica de los últimos años.

La burguesía gobernante intenta detener el ascenso del movimiento democrático mediante la violencia represiva, pero al mismo tiempo se ve obligada a maniobrar prometiendo reformas. Mas una cosa es hablar de reformas y otra realizarlas. Por eso las fuerzas avanzadas, del país, entre ellas nuestro partido, ven su tarea principal en el desarrollo de la organización y de la acción unida de las masas.

Según nuestra opinión. se van creando mejores condiciones para integrar una fuerza política de oposición, que reúna a las distintas corrientes del pensamiento y la acción democrática y antiimperialista, y que represente una alternativa de cambio. Esta fuerza política independiente se va integrando en el propio movimiento de masas (obrero, campesino y estudiantil) a través de la lucha conjunta de distintas corrientes y agrupamientos. Prestamos una gran atención a la unidad de acción y al establecimiento de una cooperación duradera, que ya se ha iniciado, entre comunistas y otros núcleos de izquierda, así como con los sectores progresistas del catolicismo.

El contenido de la acción, lo que une actualmente a las masas, es la lucha por las libertades políticas y sindicales, por la derogación de la legislación represiva y la libertad de todos los presos políticos, por la defensa de la soberanía nacional y la elevación del nivel de vida de los trabajadores. Todo esto exige el fortalecimiento del PCM en todos los órdenes y la aplicación de una política que movilice a las masas y una a las más amplias corrientes del pensamiento progresista y revolucionario en la solución de las tareas más urgentes y fundamentales del presente.

P. En nuestro país seguimos con interés y simpatía los procesos revolucionarios y los profundos cambios progresistas que se están operando en la vida del continente latinoamericano. ¿Cuáles son, según su opinión, el contenido esencial de dichos fenómenos y sus perspectivas?

R. En América Latina tiene lugar un profundo viraje de las masas populares en la búsqueda de nuevos caminos del desarrollo social. El capitalismo dependiente ha demostrado que no es una vía de desarrollo que resuelva ni los problemas que aquejan a las grandes masas ni los del progreso social general. El triunfo de la revolución cubana mostró que lo que se requiere es la liquidación de la dependencia imperialista y del poder de los grupos reaccionarios locales.

Es verdad que las transformaciones que tienen lugar en algunos países latinoamericanos no son todavía directamente socialistas, pero forman parte de la gran transformación social que caracteriza a nuestra época, se inscriben en el proceso mundial de tránsito del capitalismo al socialismo. Las condiciones internacionales son hoy más favorables que nunca para que los procesos revolucionarios latinoamericanos se consoliden y avancen abriendo nuevas vías para el progreso social de nuestros pueblos.

P. La creación de amplios frentes de las fuerzas democráticas es una característica del desarrollo progresista en los países de América Latina. ¿Cómo aprecia usted la experiencia acumulada hasta hora en esta dirección y cuál es, según su modo de ver, el papel de los partidos comunistas en este contexto?

R. El triunfo de la Unidad Popular en Chile y el agrupamiento de fuerzas que se realiza en Uruguay en torno al Frente Amplio son la confirmación de la justeza de la linea que ve la clave del triunfo sobre la reacción en la unidad de todas las corrientes democráticas. antiimperialistas y socialistas de nuestros países. Es claro que los procesos unitarios tienen éxito cuando parten de las condiciones específicas de cada país, pues en esto tampoco sirve de nada un traslado mecánico de experiencias. El problema reside, en nuestra opinión, en la integración de la fuerza social capaz de resolver las tareas que han madurado desde el punto de vista político concreto. Nuestros partidos tienen en este sentido una responsabilidad particular, como impulsores de la más amplia coalición de fuerzas avanzadas. La experiencia acumulada por el movimiento comunista latinoamericano ha dado a nuestros partidos, además de firmeza en la defensa del rumbo emprendido, flexibilidad para unirse con todas las fuerzas capaces de impulsar la lucha antiimperialista y democrática y de avanzar hacia el socialismo.

P. ¿Cómo se desarrollan las relaciones del PCM con los demás partidos fraternos? ¿Cuál es la opinión de su partido con respecto a las vías de fortalecimiento de la unidad de movimiento comunista y obrero internacional?

R. El PCM se esfuerza por mantener relaciones fraternales con todos los partidos comunistas y otras fuerzas revolucionarias del mundo, independientemente de las posiciones de unos y otros ante distintos problemas. El desarrollo de relaciones camaraderiles, el intercambio de puntos de vista y el examen respetuoso de las divergencias con el ánimo de poner el acento en las tareas comunes de la lucha contra el imperialismo y las fuerzas reaccionadas, es la vía mejor para el fortalecimiento de la unidad del movimiento comunista internacional.

En nuestro movimiento deben establecerse relaciones verdaderamente respetuosas, de no injerencia en los asuntos internos de uno u otro partido, de solidaridad y amistad. Así trata de proceder nuestro partido.

P. Por último, le rogamos que nos diga como aprecia los resultados de su visita a nuestro país, así como de las conversaciones que ha realizado en el curso de la misma.

R. La visita de nuestra delegación a Rumania ha servido para fortalecer los lazos de amistad que unen a nuestros dos partidos. Con mucha satisfacción hemos visto los grandes progresos que se realizan en la vida económica de su país, así como en lo relativo a la educación socialista de los trabajadores, en la lucha por la formación del hombre nuevo y en la esfera del desarrollo de la democracia socialista.

Las conversaciones que hemos tenido con los dirigentes del PCR, especialmente con el camarada Nicolae Ceausescu, revelan la existencia de una coincidencia fundamental de puntos de vista en cuanto a los problemas internacionales y reafirman nuestra convicción de que en la lucha por la unidad del movimiento comunista internacional desempeñan un papel de primera importancia los contactos personales entre dirigentes de los partidos en el espíritu de comprensión mutua.

Aprovecho esta ocasión para agradecer a la dirección del PCR la invitación que nos hizo para realizar esta visita de amistad, que ha contribuido a fortalecer los vínculos entre nuestros partidos.